TEMPORADA 
 
 

JUNIO 10, 2019

INTERMINABLE

Rafael Falabella aguarda con optimismo el comienzo de una nueva temporada

Si uno intenta adjetivar al protagonista de esta nota varios son los calificativos que vienen a la memoria siempre resaltando la pasión, el esfuerzo, la humildad, la edad y el entusiasmo con que Rafael Falabella encara cada una de sus participaciones en la Fórmula 5 Metropolitana.

El tandilense que cumplió 79 años en pasado mes se entusiasma ante el comienzo de una nueva temporada de la Fórmula 5 Metropolitana y así nos lo hace saber en el siguiente relato: "Estamos con todo listo. El martes pesamos el auto y ese es el punto final de la preparación previa a la carrera del fin de semana. Este largo receso nos vino muy bien para poder trabajar con tiempo en el auto. Cambiamos algunos elementos del motor que estaban cerca de su vida útil para asegurarnos de no tener sorpresas. También trabajamos en el chasis su alineación y la aerodinámica. El sábado cuando comencemos a girar vamos a ver como funcionan todas estas modificaciones ya que de momento es toda una incógnita. Creemos que vamos a pegar un salto. Vamos a tratar de prendernos en la lucha por la punta aunque mi objetivo es ganarme a mi mismo en primer lugar. El año pasado mejoré casi dos segundos respecto a los tiempos de 2017. Tengo 79 años y mantengo el mismo entusiasmo. Arranqué de grande, aunque la pasión siempre estuvo presente. Mis primeros pasos fueron en el año 1980 cuando tenía 40 años en la Fórmula 5 del sudeste para luego incursionar en la Fórmula 5 Metropolitana en la época que se corrían con los dos tiempos para luego pasar a los actuales cuatro tiempos que nos permite andar más rápido y son plenamente confiables. El automovilismo es una pasión inexplicable, es como una droga que no se puede dejar porque a pesar de intentar bajarme del auto la verdad que llega el momento de correr y nos preparamos para estar presentes. Afortunadamente las ganas de trabajar están intactas y si bien no estoy para compararme con un piloto joven interiormente me siento muy bien y la pasión y el competir contra uno mismo es el motor que nos impulsa a estar en cada carrera. Dolores es un circuito que me gusta mucho, sobre todo en la variante larga, a pesar de tener un problema en un sector que creo que le encontramos la vuelta en la última carrera de 2018. Quiero agradecer a Gerardo que me hace los services en los motores, Mauricio Rolando que me asesoró en la parte aerodinámica, Roberto Lema que me controla los pesos y dejo para el final a mi hijo Hernán que me acompaña en esta aventura".

Sin lugar a dudas la historia del automovilismo nacional reserverá un lugar de privilegio para el día que Rafael Falabella anuncie su retiro, sitial que compartirá con otra gloria como Orlando Sotro quien compitió exitosamente hasta los 82 años en la Mecánica Argentina Fórmula 1 siendo campeón de la misma a los 80 años un record único en el automovilismo a nivel mundial.

Es para todos nosotros un verdadero ejemplo. Gracias Rafael Falabella por ser parte de la Fórmula 5 Metropolitana.